Pensamiento creativo: las claves para aplicarlo en tu empresa

Pensamiento creativo: las claves para aplicarlo en tu empresa

Pensamiento Creativo

Hace algún tiempo hablamos sobre la creatividad como paradigma que pisa cada vez más fuerte dentro de las empresas. No es un gran secreto que las mejores ideas tienen detrás una buena dosis de creatividad, pero aún están por descubrirse las mejores maneras de potenciar el pensamiento creativo. 

Quizá has escuchado hablar de esto en ambientes más distendidos, relacionados con otro tipo de trabajos. Sin embargo, la creatividad y el pensamiento creativo pueden convertirse en una herramienta fundamental para el trabajo diario en cualquier industria.

El pensamiento creativo es la pareja perfecta para las tecnologías más novedosas. La unión de ellas permite conseguir resultados de lo más innovadores. Además, con este mindset no solo podrás conectar con los usuarios, sino que lograrás en gran medida potenciar el trabajo y las capacidades del equipo interno.

¿Qué es el pensamiento creativo? 

Aunque puede parecer algo abstracto e inalcanzable, en realidad el pensamiento creativo es una habilidad humana que cualquier persona puede trabajar y desarrollar. Se trata de una de las características más elaboradas y sofisticadas de la inteligencia, de la mano con la plasticidad del cerebro. 

Vamos a lo concreto. El pensamiento creativo es la capacidad de aprender nuevos comportamientos, adaptarse a las circunstancias y enfrentar desafíos nuevos. Esta habilidad involucra procesos mentales muy variados y se caracteriza por generar ideas tanto originales como útiles. 

Con todas estas características, se convierte en un elemento indispensable para potenciar cualquier equipo de trabajo. Incorporar el pensamiento creativo es el primer paso ideal para innovar y así dar el siguiente paso para tu marca.

Puede resultar algo complejo poner en práctica todas estas cuestiones, pero no te preocupes. Aquí te traemos los tres principios básicos para incorporar el pensamiento creativo en tu empresa.

Cómo incorporar el pensamiento creativo en tu empresa

Incorporar el pensamiento creativo en tu empresa no es tarea fácil, pero tampoco se trata de algo demasiado complejo. Hoy te compartimos tres bases para que sumes a la cultura de tu marca y descubras el gran potencial creativo que esconde.

¡Vamos a descubrirlas!

3 claves para transformar tu empresa

  1. Ponerse en el lugar del otro. Sí, se trata de un principio básico de la convivencia con otras personas. Sin embargo, la empatía también es una condición fundamental para trabajar el pensamiento creativo. Comprender a las personas, ponerse en su lugar y entender sus creencias, intenciones y pensamientos es clave para expandir la propia mirada y dar lugar a nuevos puntos de vista.

    Este punto es clave no solo hacia adentro de las marcas, sino también hacia los consumidores y todas las personas involucradas en el trabajo diario. El contacto humano, la escucha activa y el involucrarse en experiencias ajenas es un gran valor a la hora de entender al mundo que te rodea. 

  2. Crear procesos colaborativos. El trabajo en equipo es fundamental para potenciar el pensamiento creativo. En el intercambio surgen las mejores ideas, y en el contacto con otros se enriquecen los proyectos. Cuando está bien dirigida hacia un propósito definido, la creatividad tiene frutos más poderosos y visibles.

    Por otra parte, unir los esfuerzos individuales es altamente efectivo para resolver problemas, ya que se multiplican las posibles soluciones e incluso pueden surgir propuestas superadoras.

    Por último, para orientar correctamente el trabajo en equipo, es necesario combinarlo con un liderazgo que sepa motivar correctamente y con una excelente comunicación interna. 

  3. Probar las ideas constantemente. Luego de compartir las ideas en equipo, llega el momento de experimentar con ellas. Con la lista de soluciones en mano, es tiempo de analizarlas, evaluarlas y finalmente decidir cuál o cuáles se llevarán a cabo.

    Esto puede hacerse a través de prototipos, pruebas A/B, incluso realizando tests internos antes de lanzar de manera externa. 

El pensamiento creativo y estos tres principios no solo te servirán para generar una cultura de trabajo orientada a la innovación. Además, te ayudarán a crear lazos con tu audiencia basados en la empatía. 

¿Te animas a poner estos principios en práctica?

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *