La era de la privacidad: ¿el fin de las cookies?

La era de la privacidad: ¿el fin de las cookies?

cookies

Sabemos que las cookies son una herramienta fundamental para hacer llegar a los usuarios anuncios que sean relevantes para su contexto, en el momento y plataforma indicados. Proveen a los anunciantes con información esencial para seguir el camino de los usuarios, desde el inicio de su camino de compra hasta la conversión final. 

Sin embargo, cada vez son más los reclamos por privacidad por parte de los usuarios, y navegadores y plataformas comienzan  a hacerse eco de estos pedidos. 

Privacidad vs Cookies

Los procesos de compra son más y más complejos, entre múltiples dispositivos y circuitos cada vez menos lineales. Los recorridos son mucho más intrincados y, si a esto le sumamos el surgimiento de nuevas políticas de privacidad, se vuelve cada vez más difícil recolectar información de los usuarios. 

Apple comenzó este camino con la nueva actualización de iOS 14, y Google Chrome también comenzó a pensar en ello, con el desarrollo de Privacy Sandbox. Solo para comenzar, el navegador dejará de aceptar cookies de terceros, lo que nos deja una vez más en la pregunta: ¿cómo medir y recoger datos en un mundo sin cookies?

Nuevas prioridades para un mundo sin cookies

En este contexto que parece tan difícil, una de las clave es enfocarse en otros aspectos del negocio que nos darán la información necesaria para crear campañas personalizadas para nuestros clientes. Veamos algunos ejemplos:

Crea relaciones directas con tus clientes

Para tener una estrategia de datos propia, que reflejen la relación directa entre tu marca y tu público, la clave es crear una relación directa con los usuarios. Cuando generas un vínculo con tu cliente, este te proporciona datos e información personal de manera voluntaria y consciente en momentos clave del recorrido. 

Por ello es clave que expliques de manera clara y precisa qué es lo que el usuario está aceptando a la hora de brindar información personal. Tus políticas de privacidad deben ser accesibles y fáciles de entender, con opciones para eliminar o dejar de recibir claras y a la vista. 

Programas de fidelización, ofertas exclusivas, cupones: hay miles de técnicas que te permitirán conseguir insights de tus clientes y, sobre todo, generar confianza suficiente para mejorar y personalizar tus ofertas. Se trata, en otras palabras, de realizar intercambios de valor. 

Actualiza los datos de manera constante. 

Para brindar una mejor experiencia a tus usuarios, la información que manejes debe ser actual. Debes mantener los datos filtrados y organizados de manera correcta. Invertir en un sistema de gestión de datos puede hacer la diferencia para un futuro sin cookies. 

Un as bajo la manga: la etiqueta global de sitio web

Medir de manera precisa las conversiones de tu web todavía es posible, con la etiqueta global de sitio web. Esta herramienta de Google te permite incluir cookies propias para medir el tráfico y las conversiones de los usuarios que lo permitan. 

De esta manera tendrás un panorama más completo de lo que hacen los usuarios con datos  que tu mismo recolectarás.

Planifica estratégicamente 

Sin embargo, el paso más importante es el de planificar a largo plazo. El aumento de configuraciones de privacidad es una tendencia que se avecina cada vez con más fuerza. La única solución es pensar en una estrategia global que se mantenga a lo largo del tiempo y, sobre todo, que busque crear relaciones sólidas y duraderas con los clientes. 

Afianzar los vínculos y estrecharlos para afianzar la relación y hacerla más estrecha en un contexto en el que la privacidad es cada vez más importante. 

Con estas estrategias podrás reforzar la relación con los usuarios en este contexto que planteamos pero, ¿cómo conseguir métricas y evaluar la efectividad de las inversiones? 

Modelos de conversión: sobrevivir sin cookies

Los modelos de conversión salen al rescate en este panorama que parece imposible. Estos modelos utilizan  aprendizaje automático para medir de manera rigurosa las conversiones a partir de datos agregados y anónimos

Son herramientas clave para cuantificar el impacto de una campaña cuando no puedes observar el subconjunto de conversiones, ya que el algoritmo se nutre con datos y tendencias históricas que ofrecen datos precisos. 

Los modelos brindan un panorama completo del recorrido del cliente y su comportamiento, respetando su privacidad y sin afectar el rendimiento. 

Incorporarlos en tu estructura de medición te da las herramientas necesarias para recolectar información de manera continua y así tomar decisiones para optimizar tus campañas. 

¿Cómo funcionan?

Los modelos de conversión analizan acciones y señales como la fecha, hora, dispositivos, tipo de conversión y crea un modelo basado en las campañas activas.

Cuando a esto le sumamos las capacidades de medición y un conjunto de datos sólido, podemos reducir al mínimo las dudas y la incertidumbre para redactar informes mucho más potentes. 

No olvidemos que este proceso se realiza de manera automática, con datos de alta calidad que brindan una visión complementaria y, en conjunto, permiten visualizar el panorama completo. 



El ecosistema digital y las necesidades de los usuarios están en constante cambio. Hoy la clave es la privacidad, pero debemos estar preparados para adaptarnos a cualquier circunstancia que modifique este entorno.

No se trata solo de una dificultad a la hora de planificar las campañas, sino que es sobre todo una oportunidad de aprovechar el potencial del marketing digital y crear nuevas formas de relacionarnos con los usuarios.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *