La distribución de presupuesto ideal para impulsar el tráfico en retail

La distribución de presupuesto ideal para impulsar el tráfico en retail

Presentación & Post LinkedIn (62)

El marketing digital es el gran impulsor de las compras online y offline. Los canales de marketing tradicionales como la publicidad en prensa, televisión y radio influyen menos pero siguen teniendo un impacto moderado. Entonces, a la hora de distribuir el presupuesto ¿Cuál es la mejor manera de atraer a más clientes y aumentar los ingresos?

Varios coinciden en que los retailers deberían invertir entre un 50 y un 70 % en marketing digital y entre un 30 y 50 % en marketing tradicional. Es decir, el equilibrio es un reparto 60/40. Sin embargo esta fórmula no es una garantía de éxito: para dar una respuesta acertada, hay que evaluar cuál es el impacto que pueden tener los distintos canales de marketing en cada negocio. Además hay que tener en cuenta variables como la creatividad o la audiencia objetivo, que influyen en la efectividad de una campaña.

Desafío omnicanal

Las ventas de un retailer ominicanal originadas en canales digitales se distribuyen de una forma bastante pareja entre el comercio electrónico y las tiendas físicas, mientras que las ventas originadas en canales de marketing tradicionales tienen lugar principalmente en las tiendas físicas.

Por lo tanto, para distribuir correctamente el presupuesto hay que presentarse al desafío de identificar la cantidad de ventas impulsadas por marketing, tanto online como en tienda.

Equilibrar el marketing mix en retail

Sabemos que el marketing digital es uno de los factores más importantes para obtener buenos resultados online. De hecho, se considera que el 22 % de los ingresos que los retailers con presencia omnicanal obtienen del comercio electrónico proviene del marketing digital (rrrss, publicidad digital y en buscadores), en comparación con el 8 % que se le atribuye directamente al marketing tradicional.

No obstante es clave tener presente que en el caso de las ventas offline el escenario es más homogéneo ya que dependen en la misma medida de los canales de marketing digitales que de los tradicionales.

A pesar del fundamento del modelo 60/40 que contamos previamente, recomendamos tomarlo sólo como un punto de partida para hacer pruebas y optimizar. Pero hay algo que que es innegable: si los retailers quieren aumentar los ingresos procedentes del comercio electrónico a corto plazo, su estrategia debe incluir el marketing digital.