Tres errores comunes a la hora de realizar mediciones

Tres errores comunes a la hora de realizar mediciones

Tres errores comunes mediciones

Las mediciones son una herramienta fundamental a la hora de diseñar campañas y optimizar tus resultados. Sin embargo, a la hora de presentarlas y medir los datos, suelen cometerse algunos errores que, en realidad, son muy fáciles de solucionar. No descuides estos aspectos y podrás mejorar los resultados y lograr una ventaja competitiva para tu empresa. 

Aquí te traemos los tres principales y, si llegas hasta el final, encontrarás un consejo que te ayudará a optimizar aún más tus informes

1- Presentar datos sin contexto

Los números no significan nada por sí mismos. Las métricas son solo eso, números, hasta que no las ubicamos dentro de una situación concreta. La única manera de saber si 20.000 impresiones o una tasa de apertura del 30% indican algo para mejorar o para felicitar al equipo es conocer el panorama en el que esos datos se insertan. 

Una manera de poner los datos en contexto es realizar una comparativa con otras empresa de la misma industria. Si conoces la media de impresiones o aperturas, puedes analizar con mayor información los resultados de tus campañas y evaluar tu estrategia. De esta manera, identificarás qué elementos hay para mejorar y cuáles puedes repetir pues están funcionando. 

Si has realizado campañas con anterioridad, puedes desafiarte a ti mismo y plantearte como objetivo superar las métricas anteriores. Puedes proponerte como meta aumentar un indicador específico y, a la hora de presentar informes, comparar la evolución del mismo. 

Otra manera ubicar los datos en un panorama global es tener en cuenta el costo que significa armar las campañas. Para saber realmente si debes alegrarte por los resultados, procura antes compararlos con el dinero que invertiste en la campaña. 

Estos tres elementos te aportarán el contexto de tu informe, que no solo te dirá si tu campaña funcionó o no, sino que, además, te ayudará a tomar decisiones más acertadas.

2- Informar porcentajes aislados

Muchas veces, en el afán de simplificar y hacer más breves los informes, los porcentajes se presentan sin ningún valor de referencia, lo que dificulta en gran medida entender lo que significan. 

Afirmar que la cantidad de suscriptores aumentó un 200% puede significar que pasaron de registrarse 100 a 300 personas o que de 3000 se aumentó a 9000, una diferencia que cambia por completo la situación. 

Este error, por un lado, puede dejar entrever que no comprendes del todo los datos y su valor a la hora de tomar decisiones. Además, puede parecer que quieres ocultar algo o que intentas hacer que la situación se vea más beneficiosa.

La solución es bastante sencilla: igual que en el punto anterior, aporta más contexto a tus porcentajes y únelos con las cifras más relevantes. 

3- Mostrar cifras con escalas diferentes

Cuando se realizan informes de métricas como visualizaciones y me gusta, suelen mezclarse las maneras de presentar los números: 11.2K, 10M, 300.124. A la hora de mostrar datos, debes asegurarte de que quien los reciba pueda interpretarlos de la manera más sencilla posible. 

Para ello, procura que las cifras tengan la misma escala. De esta manera, tu interlocutor no requerirá de un esfuerzo adicional a la hora de interpretarlas. Además, si expresas los números en una misma escala de valor podrás tener una perspectiva más clara y será más fácil comparar los valores.

 

La forma en la que se presentan los datos es clave: define el punto al que se le dará mayor atención e impacta de manera directa en la manera en la que será interpretada la información. Si tienes en cuenta estos puntos podrás evitar cometer errores que son muy comunes, pero que también son fácilmente evitables. 

Si llegaste hasta aquí, te dejamos un consejo más para que tengas en cuenta a la hora de realizar mediciones:

Aprende de lo realizado y adáptate a lo que está por venir

No esperes a que finalice una campaña para examinar los resultados y aprender de ellos. Desde el minuto en el que cargas tus anuncios puedes comenzar a observar el rendimiento y realizar los cambios necesarios: hay datos relevantes que están disponibles desde el principio.

No es nada fácil cambiar de estrategia sobre la marcha, pero puede tener un gran impacto en los resultados finales y, sobre todo, en la rentabilidad de la campaña. 

Los informes de medición son una herramienta clave a la hora de planificar campañas de marketing, pero solo si los utilizas bien. Los datos bien presentados te ayudarán a comprender mejor el alcance de tu trabajo y a comunicar correctamente el impacto de tus estrategias. 

Si tienes en cuenta estos elementos, tus informes serán un elemento fundamental y se convertirán en una ventaja competitiva para tu empresa. ¿Qué esperas para mejorarlos?

 

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *